Jacob

 

Se hizo el ganso al quitarle la primogenitura y la bendición a su hermano. Vemos como la cosa pone peor de generación en generación.

 

Consecuencias:

Las consecuencias fueron que su suegro lo engaño más de diez veces, Génesis 31:7.

 

Como vemos lo que modelamos a nuestras generaciones tiene un efecto en ellas.

 

 

Rompiendo el ciclo

 

El cambio en Jacob ocurrió Peniel (Rostro de Dios), Genesis 32:24-30.

 

La única de romper estas cosas generacionales es cuando tenemos un encuentro cara a cara con Dios. En otras palabras, es cuando ocurre una transformación en nuestras vidas. O sea, cuando nos convertimos.

 

Ahora bien, no todos nos convertimos el día que aceptamos a Cristo como salvador. En realidad la conversión es un proceso que en algunos tarda poco y en otros tarda más.

 

Este proceso es:

1)   Arrepentimiento de obras muertas: Hebreos 6:1-2.

2)   Dejar la antigua manera de vivir para una nueva preparada por Dios: 2Pedro 1:4-9, Colosenses 3:5-14

3)   Compromiso de vivir para Dios dejando su vieja manera de vivir: 2Corintios 5:14-17, Colosenses 3:5-14, 1Juan 2:6

4)   No vivir sometido a pasiones y deseos: Gálatas 6:8, Colosenses 3:1-2

%d bloggers like this: